OPINIÓN SOBRE COLOMBICULTURA

No quiero que este escrito cree polémica ni discrepancia. Simplemente opiniones. Hace 30 años que soy palomista, me enganchó mi padre siendo un niño. Aún siendo joven, he vivido diferentes etapas en este deporte. Hablo desde mi experiencia en este mundillo.

Este año he vivido los palomos en dos ámbitos distintos. Me considero una persona abierta, la cual puede dialogar en los dos, sin discrepar ni crear diferencias.

El escrito se basa en que hay que cambiar esto, porque poco a poco se está yendo de las manos. Hemos creado ejemplares que tienen mucha fuerza e inteligencia, pero hemos adiestrado a los palomos a lo primero, a lo segundo se lo estamos olvidando.

Estoy de acuerdo de que hoy en día el palomo es mejor que nunca, pero no le estamos potenciando la inteligencia como antes. Esto se debe a que los palomos van demasiado maquillados, ni más ni menos.

He estado en el Concurso de La Esencia 2017 de La Hoya viendo y participando en las sueltas, hemos llevado palomas y han hecho sueltas espectaculares, y todo porque no tienen el acoso y les da tiempo a pensar y desarrollar lo máximo que tienen.

Hemos participado con un palomo de 14 años, EL CHACAL, el primer día falló una tarde entera por no estar en plenas condiciones, la sexta suelta iba en primer lugar en solitario. Eso hace tiempo que no lo veía yo, reitero, sin llegar a hacer sólo una tarde entera ni nada de eso, sino suelta a suelta ganando puntos, eso es colombicultura.

Este año, a pesar de haber estado en el nacional con CLIXO, no ha sido el mejor año que hemos tenido. Todo se debe a una simple suelta de Inter. Habían 31 palomos para primero la cuarta suelta, llevábamos los cinco dentro, en una embochada perdieron y ya toda la temporada al traste.

Hoy en día no se pueden recuperar puntos, es muy difícil. En la competición actual contamos con un 80% suerte, un 20% palomo. Antes era un 20% suerte, 80% palomo.

Solo digo mi opinión como palomista, entre quien entre, mande quien mande, deberíamos sacarle pintura a los palomos, poner una norma, algo para poder disfrutar de este deporte tan apasionante y que ganen los mejores palomos. Así les haríamos pensar más.

He visto en el Concurso de La Esencia 2017 como volvían los palomos a dos kilómetros sin parar, a la hora de venir el rebote y durante toda la tarde. Ahí en la pedanía ilicitana de La Hoya hay diez mil perdidos y creo que sólo se perdió uno. Todos los palomos a su palomar y viendo perdidos en todas las sueltas. Eso es colombicultura en estado puro.

Nosotros tenemos el mejor palomo de la historia y deberíamos dejarlo y enseñarlo a que desarrollará sus cualidades. Íbamos a pasarlo en grande. Sin más palabras, os saluda un palomista y que salgan con buena pelecha los machos. Gracias por perder dos minutos leyendo este escrito.

Ya digo que ni estoy de acuerdo 100% con el formato de La Esencia, ni 100% con la competición actual. Pero una mezcla entre las dos sería beneficioso para los palomos y colombaires. Un saludo.

Domingo Sempere Serrano

Peña Los Trimutaos de Santa Pola

Patrocinan: