OBITUARIO JUAN RIBERA TALAVERA

Patrocina esta noticia:

Carpintero,

haz un féretro de madera olorosa,

se nos ha muerto un sueño,

algo que era entre el pájaro y la rosa.

Conrado Nalé Roxlo

Digo tu nombre Juan Ribera, y unos profundos sentimientos se anidan en el corazón de los palomistas que te conocimos, en una tristísima mañana de fin de mayo de este aciago año.

Digo tu nombre Juan Ribera, y el eco se expande por palomares, campos de vuelo, pueblos y ciudades de Castellón, Valencia y Alicante.

Digo tu nombre Juan Ribera, humano, sencillo, profundo, buena gente, cercano, siempre dispuesto a dar una mano a quien lo necesitara.

Digo tu nombre Juan Ribera, aquel que durante tantos años fue el escriba de todo lo que acontecía en la Federación, disciplinado, cauto, ordenado y siempre con esa sonrisa de cercanía para con todos.

Digo tu nombre Juan Ribera, palomista de siempre, observador y sabio, lleno de conocimientos y regocijos los sábados y domingos, allí donde hubiere reunión de amigos y concursos.

Digo tu nombre Juan Ribera, dichosos los que cruzaban pensamientos e ideas a diario contigo en este mundo de las redes sociales, ahí afloraban tus sugerencias, consejos y deseo de bienestar para tus contactos.

Digo tu nombre Juan Ribera, y celebro el día que nos conocimos, un restaurante, una comida, un campeonato, un pueblo que ya no recuerdo, pero que fue el puente que trazamos entre Valencia y Santa Pola y que caminamos durante años.

Digo tu nombre Juan Ribera, y me siento privilegiado en guardar como oro en polvo dos esquelas que me enviaste: una, por un Programa de Captación de Jóvenes Palomistas en nuestro pueblo y, otra, por adelantarme que la letra de la habanera “Los de Mil Colores” iba a figurar en la tarjeta de salutación de fin de año 2.016 de la F.C.C.V.

Digo tu nombre Juan Ribera, y a pesar de no haber podido acompañarte en tu último viaje, junto a tu familia y gente cercana, deseo que sepas que la huella que has dejado entre quienes te conocimos será perecedera, será el faro que nos alumbrará siempre, la luz de los palomistas en el horizonte del mañana.

José Alberto Álvarez Rodríguez

Club Virgen del Mar de Palomos Deportivos-Santa Pola